“Yo tendría que estar en el puesto de mi jefe”

Home/Recursos Humanos/“Yo tendría que estar en el puesto de mi jefe”

De primeras resulta una frase chocante, y aunque habrá voces políticamente correctas que lo nieguen, posiblemente hayas pensado en esta idea alguna vez.

No se trata de ambición desmedida o de un ataque de banal egocentrismo; se trata de que no siempre todo lo que reluce es oro, y es entonces cuando el destino nos pone bajo el mando de un individuo que cobra por la función de dirigirnos, pero que nos sorprende cometiendo constantemente errores incomprensibles para un puesto de tamaña responsabilidad y que arrastra, tal vez sin quererlo, al equipo completo que dirige.

Existen muchas “tipologías” de estos perfiles. Están los “maquiavélicos” que perduran infinitamente en sus puestos, pero que tienen una rotación altísima y que operan echando la culpa de todos los males a sus ex-empleados; están los “depresivos”, que apelan a la pena por no poder enfrentar a su propio jefe y arman su liderazgo en base al temor a una figura nunca presente. Se suman a la lista los “Jerry Lewis”, especialistas en torpezas sin fin, que suelen estar cubiertos por súbditos ataja-platos que casualmente nunca consiguen un ascenso.

Grandes o pequeñas compañías albergan con esmero estos y otros tantos personajes. Será parte de nuestro aprendizaje y experiencia saber absorber toda la información necesaria para adquirir sus poderes o con sapiencia, saber superarlos.

Equipo Belise

2012-08-17T19:03:19+00:00